Cuidamos del corazón de tu coche

BATERÍA

La batería es el corazón de cualquier vehículo. Y si tú no puedes vivir sin corazón, a tu coche le pasa lo mismo. La batería da vida al resto de componentes y cuida de ellos: almacena la energía eléctrica, la distribuye y absorbe los altos voltajes para evitar posibles daños. Proporciona al motor la energía que necesita para arrancar y te permite disfrutar de una conducción segura y agradable.

CÓMO CUIDAR LA BATERÍA DE MI COCHE

Un nivel bajo de electrolito y el mal funcionamiento del circuito de carga son las causas más habituales de fallo en las baterías. Por ello, es importante hacer revisiones que eviten cambiar la batería a menudo.

Ten en cuenta que las baterías de los coches son sensibles a temperaturas extremas, por lo que hay que tener especial cuidado con ellas en épocas de olas de calor y de frío.  Durante el invierno, el riesgo de que se descargue o sufra algún daño es mayor. ¿Motivo? El motor necesita más energía para arrancar y además, se utilizan con más frecuencia dispositivos que necesitan la batería para funcionar: faros antiniebla, luces, calefacción, etc.

Un consejo importante: evita hacer continuamente viajes cortos, ya que las baterías empiezan a recargarse a partir de los 30 o 35 kilómetros. Es muy importante que, antes de salir del vehículo, te asegures de haber apagado las luces y la radio si no quieres encontrarte con una sorpresa desagradable: ¡tu coche no arranca porque la batería se ha descargado!

¿CUÁNDO TENGO QUE CAMBIAR LA BATERÍA DEL COCHE?

Por lo general, hay que cambiar la batería cada 4 años aproximadamente. Las baterías van perdiendo fuerza con el paso del tiempo. Dependiendo del uso que le des al coche, puede llegar a durar hasta 6 años.

Si tu coche no arranca o el motor funciona con muy poca potencia, es un síntoma claro de que hay que cambiar la batería. Si el vehículo detecta algún problema, se encenderá una señal luminosa en color rojo en el cuadro de mandos.

Si la batería de tu coche está en mal estado, puede afectar a los dispositivos eléctricos como el cierre centralizado o la calefacción. También puede darse el caso de que un fallo eléctrico haga que la batería no funcione correctamente. Si esto sucede, contacta con tu servicio especialista de First Stop lo más rápido posible.

POR QUÉ TENGO QUE CAMBIAR LA BATERÍA DEL COCHE

  • Su descarga imposibilita el arranque del motor.
  • La mayor parte de los elementos de tu coche dependen de ella
  • Evita daños en dispositivos eléctricos: cierre centralizado, climatización, luces, radio...
  • Es sensible a las temperaturas extremas

Dudas frecuentes

TENGO UN COCHE CON TECNOLOGÍA START-STOP, ¿TENGO QUE COMPRAR UNA BATERÍA ESPECIAL?

Sí, los vehículos equipados con este tipo de tecnología llevan baterías especiales que tienen una alta capacidad de ciclaje.

ME HE QUEDADO SIN BATERÍA, ¿QUÉ PUEDO HACER?

Para que tu coche arranque necesitarás dos cosas: la ayuda de otro vehículo y cables con pinzas. Ten en cuenta que el voltaje de la batería del otro coche debe ser similar al del tuyo y que siempre debes conectar primero el borne negativo de la batería con la pinza de color negro y, después, la de color rojo en el borne positivo. Una vez que haya arrancado recorre varios kilómetros con el coche para que vuelva a tener carga.

Lo más recomendable es que acudas a especialistas de First Stop para que hagan una revisión y te asesoren correctamente.

¿CÓMO SE RECARGA LA BATERÍA DEL COCHE?

Siempre que el alternador del coche funcione correctamente, para que se recargue hay que salir a la carretera y recorrer varios kilómetros hasta que alcance el nivel mínimo de carga (unas dos horas aproximadamente).

La otra opción es acudir a tu centro First Stop más cercano para que hagan una revisión de la batería, la recarguen si no tiene ningún daño o la sustituyan por otra si es necesario.

¿QUÉ ES EL ELECTROLITO?

Es un líquido compuesto de ácido sulfúrico diluido con agua que está presente en las baterías de plomo. Se almacena en las celdas y hace posible que funcione correctamente.