¿CUÁNDO REALIZAR UN CAMBIO DE NEUMÁTICOS?

Cuatro pequeñas tiras de goma, cada una del tamaño de una postal, es todo lo que se interpone entre el vehículo y situaciones potencialmente peligrosas en la carretera. Por eso es importante cuidar con atención los neumáticos. Hay que mantenerlos inflados correctamente y reemplazarlos cuando estén gastados o dañados.

revisar-la-banda-de-rodadura

1. Revisar la banda de rodadura

Se recomienda hacer un cambio de neumáticos cuando la profundidad del dibujo sea igual o inferior a 3 mm en los neumáticos de verano y de 4 mm para los neumáticos de invierno. Si la profundidad desciende por estos límites, se puede comprometer seriamente el rendimiento del neumático y la seguridad del vehículo. Una manera sencilla de medirlo es introducir una moneda de 1 € en un surco del neumático y si ves la parte dorada de la moneda, la profundidad está por debajo del límite recomendado.

comprobar-daños-o-desgaste-irregular

2. Comprobar si hay daños o desgaste irregular

  • El desgaste desigual (en ambos lados del neumático)
  • Los cortes, desgarros, grietas o bultos en el costado (pared lateral)
  • Daños por impacto, especialmente después de conducir sobre superficies rugosas
  • Las piedras u otros objetos cortantes presentado en el neumático
  • Daños en llantas (que a su vez pueden producir daños en los neumáticos)
  • Envejecimiento de los neumáticos.

Todo esto puede provocar daños que pueden poner en peligro la seguridad de los neumáticos. Nuestra recomendación es acudir a cualquier especialista First Stop tan pronto como sea posible si se presenta alguna de las situaciones anteriormente mencionadas.